No es nada fácil aprender un idioma nuevo desde el principio, pero cuando empiezas a usarlo en tu trabajo, o la primera vez que te defiendes con el inglés de viaje, sentirás que todo el esfuerzo valió la pena. Pero primero hay algunas cosas que debes saber sobre la gramática inglesa.

1- Las estructuras gramaticales del castellano normalmente pueden traducirse.

El inglés y el castellano tienen mucho en común que facilita la traducción directa de la gramática. Esto quiere decir que para los hispanohablantes no suele ser complicado aprender a construir frases completas y correctas en poco tiempo.

¡Pero ojo! También hay que recordar que las mismas estructuras gramaticales o tiempos verbales no siempre se usan de la misma manera. Te pongo un ejemplo:

En castellano usamos el presente simple para hablar de acciones que van a ocurrir en un futuro cercano.

Voy al cine esta nophotodune-11173758-grammar-sche.

Esta frase podría traducirse literalmente a ‘I go to the cinema tonight’, pero sería incorrecto. ¿Por qué? Porque en inglés casi nunca se utiliza el presente simple para hablar del futuro. Sería correcto decir: ‘I´m going to the cinema tonight’, en castellano, Estoy yendo al cine esta noche.

Se puede usar la traducción literal para construir frases, pero también hay que aprender cuando es correcto y cuando no es correcto traducir literalmente del castellano.

2- En inglés los sustantivos no tienen género gramatical.

El castellano tiene el femenino y el masculino y por lo tanto hay que aprender si el sustantivo lleva el o la, y también hay que cambiar los adjetivos que le siguen. Esto me volvió loca cuando estaba estudiando el castellano, y sigo cometiendo errores hasta dia de hoy.

El inglés antiguo tenía géneros, como todos los idiomas germánicos, pero los abandonó (gracias a dios) hace siglos. No hay que memorizar los sustantivos con su correspondiente artículo, porque el inglés solamente tiene uno, el the, y tampoco hay que modificar ningun adjetivo. ¡Esto sí que es algo para celebrar!

El gato es negro-> The cat is black / La silla es vieja -> The chair is old

3- El inglés tiene pocas conjugaciones verbales.

Cuando estudiaba el castellano, copiaba tablas de conjugaciones de verbos todos los días. Los verbos en inglés casi nunca cambian. Antiguamente el ingles tenía más conjugaciones que el alemen (y el aleman tiene muchos), pero es una de las complicaciones que nuestros antepasados decidieron dejar atrás. Nadie sabe porque, pero se lo agradecemos. A nivel inicial, lo único que hay que recordar es que en el presente simple, la tercera persona singular (he/she/it) lleva -s al final de verbo. Ya está.

Verbo comer: I eat, you eat, he eats / Verbo correr: I run, you run, she runs.

Con esta introducción a la gramática inglesa ya tienes lo que necesitas para empezar a aprender. ¡Anímate, Londres te espera!

 


Aimee Enders es nativa de EE.UU. y tiene un Máster Oficial en Lingüística Aplicada de la Universidad de Barcelona. Trabaja como profesora de inglés desde el 2007. Ha vivido en Sevilla, Buenos Aires, Ciudad Ho Chi Minh, y Barcelona. Puedes seguirla en Twitter or leer más en su blog TEFL Adventures.